Papus fue más que una revista...

 

Buenos días:

Pues los que tenemos ya cierta edad, entre los que me encuentro, recordábamos a esta revista, El Papus por muchos motivos: sobre todo porque representó el cambio de dirección de una prensa que se abría y se desprendía de la censura. Es curioso que ahora parezca que lo que prevalece sea la "autocensura" pero de otro tipo. En el caso de esta revista esta "libertad" incluso le costó un atentado en sus oficinas. Pero realmente no vamos a hablar de este Papus, si no de otro diferente y que además supondrá una sorpresa: la presencia de una orden hermética similar a los Rosa-Cruces pero netamente española. Comencemos.

Gérard Anaclet Vincent Encausse:

Este señor de la derecha era el médico y ocultista francés de origen español D. Gérard Anaclet Vincent Encausse, más conocido como Papus.

Fue un gran divulgador del ocultismo, nació el 13 de Julio de 1865 en La Coruña, de padre francés y madre española de origen gitano. En 1869 la familia se traslada a París, donde fija su residencia. Desde muy joven estuvo interesado en el ocultismo, leyendo sobre todo libros relacionados con la alquimia y la cábala.

Según él mismo refiere, fue iniciado por Henri Delaage, que llegó a ser Ministro de la Marina en Francia, en La Sociedad de los Filósofos Desconocidos. Su nombre viene del libro "Nuctumeron" de Apolonio de Tyana.

En este libro hay 12 horas simbólicas análogas a los signos del Zodíaco, y a los 12 trabajos de Hércules. Representan también los doce pasos de iniciación. "Papus" es el primer genio de la primera hora; es el Genio de la Medicina (recordemos que este hombre era médico, como un servidor de ustedes).

Como médico, Papus se consagró al estudio de la luz astral y su influencia sobre las dolencias y sus tratamientos, tal como enseñaba Teofrasto Von Vasto Von Vovenheim, es decir, Paracelso., así como el papel de la mente y sus relaciones con el plano astral y el hombre: podríamos decir que es un precursor de la famosa teoría psicosomática y de la influencia del ánimo y de la mente en la curación de las dolencias. También fundó la Escuela de Magnetismo de Lyon.

La orden Luz Martinista:

Pero el motivo de traerlo aquí es que nuestro ilustre colega además de todo lo que hizo en el estudio del ocultismo, llegando a formar un Grupo Independiente de Estudios Teosóficos y la Facultad de Ciencias Herméticas, es la creación de una orden hermética, hermana de los Rosa-Cruces, denominada Orden Martinista o Luz Martinista.

La Luz Martinista tiene como finalidad principal la de perpetuar el esterismo judeo-cristiano, mediante el estudio del hombre, su historia y su relación con la naturaleza y con Dios.

Aunque su ideólogo es Luois Claude de Saint Martin (de ahí su nombre de martinista), que es conocido con el pseudónimo de "El Filósofo Desconocido", y presente desde 1775, no es hasta que Papus la revitaliza y le da su actual estado.

Como buena orden hermética e iniciática, comparte ritos de iniciación y estaciones de paso para su formación.

Las enseñanzas Martinistas se dispensan de forma oral y en un contexto ritual muy inspirador, en un Templo Martinista, denominado Heptada o Taller debidamente autorizado. Están distribuidas en tres grados cada uno de los cuales es precedido por una iniciación. Otro tipo de formación es el "Oratorio", en el que el iniciado recibe las enseñanzas en su propio hogar.



Algunos de los temas que tratan en esta "formación" son los siguientes:
  • El Gran Arquitecto del Universo
  • El Adam Kadmon
  • La Caída del Hombre
  • Los Orígenes de la Creación
  • El templo Universal
  • La Sophia
Y así sucesivamente.

Conclusión:

No todo van a ser luces, como siempre, en la biografía de nuestro amigo: en 1901 publicó bajo pseudónimo escritos de carácter anti-semita, y tanto es así que se llegó a pensar que Papus fue el autor de los famosos Protocolos de los Sabios de Sion.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, nuestro Encausse se alistó en el cuerpo médico del ejército, y mientras estaba trabajando en un hospital militar, contrajo la tuberculosis, que acabó con él en 1916.

Podemos decir que nuestro hombre, un adelantado en algunos aspectos, curioso y con el deseo del bien para la humanidad fue siendo olvidado: su orden hermética no es de las más conocidas, y la verdad es que al menos en mi caso, ha sido un descubrimiento haber conocido a este caballero.

Como siempre, mañana espero que más y mejor, y os dejo un poco de dónde he sacado la información:

http://www.ordenmartinistatradicional.es/index.php/la-orden/los-estudios-martinistas

https://es.wikipedia.org/wiki/Papus


Comentarios

Entradas populares de este blog

Apuñalar al bofe de cordero

Una visión sesgada