Un crimen "enouijado": el primero va de indios...

 

Buenos días:

Creo que todos hemos hablado de la famosa "peligrosidad" de la Ouija. Para algunos es de una certeza innegable, para otros no es más que otra leyenda urbana, lo que sí es cierto es que es uno de los temas que siempre son candentes en el mundo del misterio. Desde su aparición en las fases iniciales del clásico de terror "El Exorcista", o su implicación en uno de los casos más mediáticos en España, como es el famoso Expediente Vallecas, todo lo que rodea a la famosa "plancha" está lleno de misterio.

Buscando por casualidad entre los antiguos legajos de historia, me encontré con el que creo que puede ser uno de los primeros casos en los que la tabla Ouija juega un papel fundamental. En este caso es uno de los más llamativos, así que como siempre digo, no me voy a entretener mucho. Vamos allá.

Los Protagonistas:

Comencemos con la indiscutible protagonista de esta historia. Se trata de Lila JImerson, india de la nación Cayuga perteneciente a la confederación Iroquesa. Su sede se encuentra en Buffalo, cerca de Nueva York. 

Su papel en este caso es el de ser la "inductora" de un posible asesinato por "amor". En breve seguiremos explicando toda la trama. 

En el momento del crimen tenía 35 años de edad, y urdió un plan perfecto para deshacerse de la esposa de su "amante".

Sigamos con los protagonistas. En este caso se trata de la que realizó el crimen o autora del crimen en sí mismo. Se trata de otra india de la Nación Cayuga, que se llamaba Nancy Bowen.

Nancy, inducida por Lila, asesinó a la mujer del amante de Lila. Lo hizo primero cloroformando a su vícitma, y luego asfixiándola y golpeándola con un martillo.

Nancy Bowen
Otra de las protagonistas de esta historia es la asesinada, se trataba de Clothilde Marchand, que era esposa de Henry Marchand, artista y responsable del museo de arte de Búffalo.

Clothilde Marchand

Y por último, y no menos importante, el marido de la finada, un verdero "artista" en todos los sentidos. Nos referimos a Henry Marchand,

Alumno de Rodin, llegó a Estados Unidos con su esposa Clothilde. Se mudó a Buffalo en 1925, y se dedicaba a construir dioramas para dicho museo. Este hecho sería de importancia capital para el desarrollo de este crimen que ocurrió en 1930, y luego veremos por qué.


El crimen;

Henry Marchand

Como hemos dicho, Henry Marchand realizaba dioramas sobre la vida de los indígenas en el museo de Buffalo, Pero para ello necesitaba que las indígenas posasen. Nuestro "artista" de paso se dedicaba a intimar con las modelos, según dijo en el juicio posterior "por necesidad profesional" (valiente caradura). Y es durante estas "necesidades profesionales" cuando conoce a Lila Jimerson.

Ésta, enamorada de Henry, no vio otra posibilidad para poder disfrutar de su amor que matar a la mujer de Henry, pero lo hizo a través de otra indígena, Nancy Bowen. Como hemos dicho, Nancy Bowen el día 8 de marzo de 1930, asesinó a Clothilde asfixiándola y dándole golpes con un martillo, Pero lo curioso es cómo convenció Lila (la inductora) a Nancy (la autora) a cometer el crimen.

Entra en escena la tabla Ouija;

Nancy hacía poco que había perdido a su marido ("Sassafrass Charlie Bowen") y fue este hecho el que aprovechó Lila para urdir su plan. Le comentó a Nancy que había recibido un mensaje en una sesión de Ouija de su marido fallecido, que le había comentado que había sido "maldito" por una bruja blanca, que identificó como la mujer de Henry, Clothilde.


A través de unas cartas que le envió una supuesta vidente llamada "Sra.Dooley", le comentaba que esa bruja blanca había hecho desaparecer al marido de Nancy ya que éste era un "sanador" que conseguía contrarrestar sus hechizos. Según esta vidente que recogía las palabras del difunto marido, la bruja blanca "hizo un muñeco que representaba a Charlie, lo colocó en una fuente y derramó encima aceite y lo cubrió con carne de vaca. Cuando ésta se pudrió, Charlie falleció".

Pero no sólo hizo eso, también tenía en su punto de mira a Nancy (según esta "vidente"), de tal manera que había realizado una efigie de ella y luego la había troceado.

Nancy, impelida por el espíritu de su marido, no tuvo otra que acabar con la bruja blanca. Durante el juicio llegó a decir que Clothilde había reconocido ser la bruja, y que por eso la asesinó. La opinión general era que Clothilde quizás bromeó con ella sin saber que al menos Nancy no estaba de broma.

Durante el primer juicio, Lila Jimerson estaba enferma de tuberculosis, y viendo su estado y además con el temor de que ésta contagiara el resto de las personas del juicio, inicialmente se suspendió.

Poco tiempo más tarde, el juez al cargo del primer juicio declaró el juicio como nulo por defectos de forma, ya que además todos estaban seguros que Lila moriría en el plazo de un año.

Nunca quedó claro si Henry había sido la "mente maestra" de toda la jugada, para deshacerse de su esposa y su amante a la vez. De hecho, la defensa de Lila lo afirmaba como parte de su alegato.

Cuando todo acabó:

Al final de todo la única que realmente perdió fue Clothilde, ya que Lila Jimerson fue absuelta y teminó teniendo una larga vida, falleciendo en 1972.

Nancy Bowen se declaró culpable de homicidio, y tras una pena de prisión no muy larga, regresó a la reserva de la Nación Coyuga, donde falleció poco tiempo después.

Henry Marchand terminó casándose con una de las sobrinas de su esposa  (¡oh, qué sorpresa), falleciendo en 1951.

Conclusión:

En el post sobre Roso de Luna acababa el mismo con una reflexión del mismo diciendo que lo esotérico puede ser usado tanto para el mal como para el bien. Éste es un ejemplo claro de lo primero y de cómo se puede manipular a una persona aprovechándose de sus creencias y debilidades. 

Espero que os haya gustado el post y como siempre os dejo las fuentes: mañana un poco más y creo que mejor.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre las pasiones ardientes

La Mala Follá y los extraterrestres gigantes.